El ajedrez es el juego ideal para el aula de clases

El ajedrez es el juego perfecto para ayudar a cualquier docente a despertar la creatividad en el aula, en él se emplea una técnica que estimula la emoción, aumenta la concentración y desacelera el pensamiento, es recomendable para todas las edades. 

Es un excelente juego para la concentración de niños y adultos, la misma es necesaria para hacer diferentes oficios con orden y una estructura marcada, un ejemplo de ello son los cerrajeros Badalona profesionales, ellos elaboran un plan de acción para cada oficio que debe cumplirse en el orden establecido.

En este apartado hablaremos del significativo aprendizaje del ajedrez en niños con edades entre 4 y 5 años, este acercamiento en estos primeros años se le conoce como pre ajedrez, hay que destacar que el preajedrez también ayuda a los docentes y cualquier miembro de la familia a desarrollar la creatividad. 

En los tiempos de pandemia resulta una excelente opción, donde podemos transformar las aulas o los hogares en un ambiente de aprendizaje flexible con estrategias novedosas, lo cual es realmente importante, por lo que es necesario buscar escenarios acordes para desarrollar la creatividad. 

El ajedrez como un recurso de arte y expresión 

Las razones para potenciar el ajedrez son amplias, es por que el mismo estimula la emoción, además a través de este tablero se pueden trabajar diferentes contenidos como son el lenguaje, la matemática y las formas de expresión en todas sus presentaciones. 

Para niños con edades entre 4 y 5 años lo más recomendable es que desde sus inicios vean el ajedrez como un juego interactivo, es un tablero gigante que a través de títeres, relatos y cuentos comiencen a vivir la experiencia del juego.

Una protesta innovadora para muchos docentes es combinar el ajedrez con otras disciplinas, una buena técnica es explicarles a los niños a través de cantos cuál es la posición inicial de cada una de sus piezas y algunos de sus movimientos. 

De igual forma, los niños pueden crear diferentes piezas de ajedrez con material reciclado, ya sea en forma plana o tridimensional, ademaas de pintarlo en los colores que ellos deseen pero preferiblemente de un lado sea de color claro y otro de lado oscuro, lo importante e slograr diferenciarlos.

Otro ejemplo sería elaborar figuras de animales autóctonos o figuras de fútbol, un tablero de cartón que puede ser dibujado por ellos mismos o con la ayuda de sus familiares, es una actividad que incorpora la familia y suma a los contenidos que se trabajan en el aula. 

El ajedrez como juego versátil brinda infinitas estrategias de aprendizaje 

A través del tablero de ajedrez el profesor puede contar muchas historias de heroes y heroinas que llevan a los niños a vivir historias de ilusiones, así como a cantar y a través de esta estrategia vayan moviendo todas las piezas de acuerdo a las normas del juego. 

Si bien es cierto que el ajedrez es considerado un deporte de alto nivel competitivo, lo realmente importante es resaltar  el mismo con un enfoque pedagógico, desde lo lúdico y educativo, es el momento perfecto para pensar, aprender, crear situaciones en donde el docente, los familiares y el niños aprendan. 

Finalmente, el ajedrez representa una estrategia importante para la enseñanza y el aprendizaje de los niños y de cualquier ciudadano, por lo que es una buena opción no solo para la mente sino también para el cuerpo. 

error: Content is protected !!