Hace un par de años la serie de Netflix “Gambito de dama” conquistó los récords de audiencia de la misma manera que su protagonista, una ajedrecista llamada Beth Harmon, conquista el mundo del ajedrez. La historia es apasionante e inspiradora.

El contenido ajedrecístico ha sido elaborado por expertos, lo que es bastante raro para una pieza de entretenimiento popular sobre el ajedrez. Sin embargo, hay un aspecto que es muy poco realista: Los hombres con los que se encuentra Harmon la apoyan en su carrera de ajedrecista.

El hecho de que los mejores jugadores masculinos estén sistemáticamente mejor clasificados que las mejores jugadoras puede no tener nada que ver con el talento, y sí con la estadística, los factores externos, y quizás también un poco con los duplicados de llaves Barcelona.

¿Por qué hay tan pocas mujeres en el ajedrez?

El mundo misógino del ajedrez profesional

Una Harmon de la vida real habría tenido que enfrentarse a todo tipo de comentarios sobre la inferioridad de las mujeres en el ajedrez. Los comentarios misóginos son habituales en las altas esferas del juego:

  • “Supongo que no son tan inteligentes”, dijo el campeón mundial Bobby Fischer en 1962.
  • El ajedrez “no es para las mujeres… Las mujeres son luchadoras más débiles”, dijo el campeón mundial Garry Kasparov en 1989.
  • “Los hombres están programados para ser mejores jugadores de ajedrez que las mujeres”, dijo en 2015 Nigel Short, vicepresidente de la federación mundial de ajedrez FIDE y gran maestro. Luego añadió: “hay que aceptarlo con gracia”.

No solo los hombres piensan así. Eva Repková comentó recientemente: “A algunas personas no les gusta que sea más natural que los hombres escojan el ajedrez como interés o que las mujeres escojan la música o el arreglo de flores”.

La mejor jugadora de la India, la gran maestra Koneru Humpy, dijo que “hay que aceptar” que los hombres son mejores jugadores, en un artículo titulado “Por qué las mujeres pierden en el ajedrez”.

La inferioridad femenina puede ser una falacia

Sí, estos comentarios son duros y desalentadores. Pero muchos creen que la cruda verdad es que las mujeres son peores en el ajedrez que los hombres. Los hechos parecen indiscutibles:

Nunca ha habido una campeona del mundo. La mejor jugadora siempre ha estado en una posición sustancialmente inferior a la del mejor jugador masculino y probablemente perdería contra él en un match.

Y de los 100 mejores jugadores del mundo, sólo uno es mujer (la gran maestra china Hou Yifan). Pero nada de esto justifica la conclusión de que las mujeres son intrínsecamente peores en el ajedrez que los hombres.

El hecho de que los jugadores masculinos estén mejor clasificados puede no tener nada que ver con el talento, y sí con las estadísticas y los factores externos.

Una profecía autocumplida

Si un grupo (ajedrecistas femeninas) es mucho más pequeño que otro (ajedrecistas masculinos), entonces uno esperaría que el mejor miembro del grupo más grande superara al mejor miembro del grupo más pequeño. Y en el ajedrez la proporción es de 10 a 1.

Incluso si la brecha de participación no es suficiente también hay factores externos -sociales, culturales y económicos- que pueden hacer que la mejor jugadora de ajedrez se sitúe por debajo del mejor jugador.

Las mejores ajedrecistas a menudo son relegadas a torneos sólo para mujeres, lo que limita su capacidad de aumentar su clasificación.

Puede que las federaciones nacionales inviertan menos en las mejores jugadoras que en sus homólogos masculinos, por ejemplo, en términos de formación o de búsqueda de patrocinadores. También es mucho más fácil para los jugadores masculinos ganarse la vida con el ajedrez.

Todos estos factores son externos, y ninguno de ellos tiene que ver con la inteligencia o la capacidad natural. El resultado es un círculo vicioso.

Los hombres creen que las mujeres (y las niñas) no son innatamente brillantes y, por lo tanto, malas en el ajedrez, las actitudes tóxicas resultantes expulsan a las mujeres, la brecha de participación aumenta y se refuerza la creencia de que las mujeres son malas en el ajedrez.

Por admin

error: Content is protected !!