El ajedrez es un juego en el cual cada jugador pone a prueba sus habilidades como estratega. Pero, si eres novato en este proceso, te recomendamos conocer un poco lo relacionado con el ajedrez posicional y así obtener una ventaja significativa sobre tu contrincante.

Mejorar la posición de tus piezas

Esto es fundamental, debes posicionar tus piezas de manera que puedas obtener el máximo beneficio de cada una de ellas, como lo hace el cerrajero Mataró al momento de ubicar las cámaras de seguridad y así conseguir los mejores ángulos.

Con una buena posición, podrás hacer movimientos de ataque o defensa efectivos. Considera que debes ordenar tus piezas de manera que las puedas desarrollar de manera efectiva, pero a la vez, necesitas contrarrestar los movimientos de tu contrincante.

Intenta desarrollar tus piezas con rapidez, protegiendo a tu rey y retrasar al otro jugador, usando para ello algunas amenazas. Para ello, ataca el lado más vulnerable del tablero, de esta manera tu oponente se concentrará en tus amenazas y no será posible que complete su desarrollo.

Desarrollar una fuerte estructura de peones

Este es un principio muy sencillo de comprender, pero un poco complicado de aplicar. Es necesario hacer lo posible por crear una estructura de peones, que se adapte a tus piezas, con la intención de ofrecer una mejora para ti, pero hacer que sea difícil para el otro jugador poder desarrollarse.

Los expertos sugieren que los peones deben ocupar el centro, así tendrás el espacio necesario para generar buenas oportunidades de ataque.

Pero, es importante recordar, que debes realizar tus movimientos con cautela, porque los peones no pueden hacer movimientos para retroceder, y si realizas un movimiento innecesario, podrías debilitar la posición de tus otras piezas, en especial la del rey.

Crear pequeñas ventajas

Para este principio, es necesario que cuentes con un plan de acción, de esta manera podrás definir la función que podrá desempeñar cada pieza y la posición que deberá ocupar, para que obtengas pequeñas ventajas de la mayoría de ellas.

Sin embargo, estas ventajas suelen ser temporales, así que debes hacer lo posible por aprovecharlas lo antes posible, antes de que tu oponente se encargue de deshacer esta ventaja tuya.

También es recomendable que identifiques un punto débil en el plan que esté desarrollando tu adversario, y aprovechar cada ataque.

Cuando comiences a poner en práctica tu plan, recuerda que cada movimiento debe tener un propósito específico. Un error muy común en los principiantes, es que estos realizan los movimientos para desarrollarse con rapidez.

Ventajas permanentes

  • Dos alfiles.
  • Peón pasado.
  • Peones débiles.
  • Casillas débiles.

Con este tipo de ventajas, podrás tomarte tu tiempo antes de aprovecharlas.

Ventajas temporales

  • Disposición de piezas.
  • Centro.
  • Desarrollo.

Estas son ventajas que debes aprovechar lo antes posible, porque las puedes perder en menos de lo que imaginas.

Tomar tu tiempo

Vale destacar que esto no significa que pierdas el tiempo, solo que pienses muy bien cada movimiento, en especial cuando vas a realizar cambios posicionales relevantes.

Por lo general, estos cambios posicionales son en respuesta al ataque de tu oponente, pero para que esto sea efectivo, necesitas prestar mucha atención a su plan, de esta manera poder anticipar sus movimientos y desarrollar un contraataque.

Por admin

error: Content is protected !!